jueves, 7 de enero de 2016

En el distrito de Chilca, se conformó comité de seguridad ciudadana



Las autoridades del distrito de Chilca, decidieron unirse para hacerle frente a la delincuencia y otros males sociales que afecta a la población en general, mediante la conformación del Comité Distrital de Seguridad Ciudadana, presidido por el alcalde José Auqui Cosme; cuya juramentación se efectuó el último jueves en el Despacho de Alcaldía.

El mencionado comité está compuesto además por el secretario técnico, Ing. Miguel Cerrón Armijo y como miembros; la gobernadora, CPC Lupita Quiquia Chagua; el comisario, Cmdte PNP Iván Hinostroza Castro; el coordinador general de las Juntas vecinales de seguridad ciudadana, Segundino Mercado Gil y representantes del Centro Emergencia Mujer, Centro de Salud, Centros Educativos de la jurisdicción; entre otras organizaciones de base.

Durante la ceremonia de juramentación, los integrantes del Comité Distrital de Seguridad Ciudadana de Chilca (CODISEC), cuestionaron la actitud mostrada por cuatro regidores de la actual Corporación, en la última sesión ordinaria de Concejo, tras la desaprobación de endeudamiento, que hubiera permitido la adquisición de camionetas, autos y motocicletas, destinado para la unidad de Serenazgo, a fin de mitigar el problema de la inseguridad ciudadana.

Como es posible, que los ediles le den la espalda al pueblo que los ha elegido, coincidieron en manifestar los representantes de las distintas instituciones, así como de la sociedad civil, exigiendo que reflexionen, en vista que no será posible cumplir a cabalidad las funciones del Comité, ante la carencia de vehículos motorizados, para los respectivos patrullajes contra la delincuencia.

Por su parte, el burgomaestre y presidente del CODISEC, Mg. José Auqui, tras mostrar su indignación por lo sucedido, con la no aprobación de endeudamiento para la compra de las herramientas de trabajo, manifestó que al margen de ello, hará las gestiones respectivas, para lograr la implementación de Serenazgo, a fin de velar por la tranquilidad de la población y de este modo hacer posible la disminución de las cifras de casos de delincuencia, violencia familiar, sexual, entre otros males.