lunes, 18 de enero de 2016

Julio Guzman: Me gusta y no me gusta


Nunca he entrevistado al candidato presidencial Julio Guzman. No lo conozco, Nunca lo había visto hasta que apareció en escena proclamándose el outsider. Lo que supimos luego de él, es lo que me permite escribir esta columna, a pedido de sus “fanaticos”.

No me gusta:

1. No me gustan sus supuestos fanáticos. ¿Decenas de personas escribiendo lo mismo? Tengo 6 años en Twitter y un millón y medio de seguidores, del total de tres millones que hay en el Perú. Con los años te das cuenta de lo que es espontáneo y de lo que es armado. Estos supuestos fanáticos son todos cortados con la misma tijerita. Educaditos, breves, suplicantes. El pedido es siempre el mismo. Hay otros candidatos, nos gustaría que hablara de él, póngale atención. Me persiguen, en Twitter, en los comentarios a cualquier otro tema en mi página profesional en Facebook o en este mismo blog. Hartan. Y mienten. No me dan buena espina. Y los bloqueo. No me gustan ni los trolls, ni las portátiles, ni siquiera las finas. Solo por ellos mi primera impresión de Guzman es pésima.

2. No confío en una persona que se mira al espejo antes de ir al trabajo y dice en voz alta que será Presidente del Perú en las próximas elecciones. Rarísimo. Sin carrera política, sin siquiera haber postulado – no digo ganado – a un cargo de elección popular. Así nomás, ¿de la nada? Guzman ha sido funcionario público. Conozco cientos de funcionarios de diversas administraciones con más experiencia y mejor desempeño. A ninguno se le ocurrió que podría, en un solo salto, llegar a la Presidencia de la República.

3. No me gustan los candidatos de laboratorio, por más brillante sea el laboratorio. Guzman es una creación de Macroconsult. La prestigiosa firma de consultoría económica le da todo su soporte (suerte que todo candidato quisiera tener) y Drago Kisic le ha regalado la inscripción. No hay partido, no hay cuadros, no hay militancia. No hay institucionalidad alguna, ni deseo de crearla. O de no sacarle la vuelta a la norma. Kisic salvó la valla electoral por qué fue en alianza, primero en Unidad Nacional con el PPC y Solidaridad Nacional el 2006 y luego con Solidaridad Nacional el 2011 No saco ni un solo candidato al Congreso en las últimas elecciones ¿Tiene vigencia real más allá del cambio de membretes? Ninguna.

4. No me gusta que Guzman pretenda ser una versión más joven y clase mediera de PPK. Si no te gusta el original ¿por qué vas a votar por la copia? Y a la inversa, si te gusta el original, no te vas a ir por el clon.

5. No me gusta que no sepamos de dónde sale la plata. Y mal de muchos, consuelo de tontos. Si te presentas como la novedad, como el “outsider” se diferente en algo. Y en algo sustancial. ¿De dónde el muchacho de 12 hermanos que estudio a punta de becas va a tener para montar un aparato de redes sociales tan pesado (en las diversas acepciones del término)? Salvo que su lista de aspirantes al Congreso – desconocida aún- sea la gallina de los huevos de oro, no veo cómo funciona económicamente. Y ante la duda, abstente.

6. No me gusta el discurso. Liberal, pero conservador. Supuestamente de izquierda, pero de derecha por los cuatro costados. Generalidades. “Nuestras propuestas” son las mismas propuestas, en matices más o matices menos, que las de los punteros.

Me gusta:

1. Me gusta que, en general, los políticos estudien, trabajen y se ganen el pan. En esto Guzman tiene mérito y se diferencia de los punteros. Hoy, lo debe mantener algo llamado “el partido”, es decir los financistas anónimos, pero que ha ganado su plata trabajando en el pasado, qué duda cabe. Aunque parezca mentira, eso ya distingue, para que vean que bajos andan los estándares.

2. Me gusta que no se le conozca escándalo. Hasta ahora. Y eso, que no es por sí mismo nada, en el contraste con los otros candidatos, es mucho.

12 de enero:

Hoy el Gerente General de Macroconsult me envía una comunicación señalando que la empresa como tal no apoya a ningún candidato. Pero reconoce que 3 de los 10 socios de la empresa están vinculados al partido Todos por el Perú que fuera liderado por su socio Drago Kisic. Los 7 restantes “no participamos de manera directa o indirecta con Guzman”.

Agradezco a Gonzalo Tamayo la aclaración. Mi error. Confundí al 30% con el 100%. Lo correcto sería decir “Guzmán es una creación de tres brillantes socios de Macroconsult y cuenta con el soporte de estos”. Lo justo.

P.D. Según la Comstitucion el voto es secreto. Pueden votar por quien quieran. Son libres. Pero a mí y a los lectores no les interesa saber por quién va a votar cada uno de ustedes. En sencillo, si quieren hacer propaganda política a Julio Guzman este no es el sito. Están en todo su derecho a hacerlo pero no aquí. Tienen sus propias páginas creadas para ensalzar las virtudes de su candidato. Úsenlas. Aquí sus comentarías laudatorios y propagandísticos serán borrados. Como los que se hagan a cualquier oro candidato.

Rosa María Palacios