viernes, 29 de enero de 2016

Productores de cochinilla son afectados por precios especulativos


Actualmente el precio del kilo de cochinilla seca y limpia en el mercado es de US$ 50 y no US$ 40 como especulan los intermediarios en Arequipa al momento de pagar a los productores, afectando su rentabilidad, informó la Asociación de Exportadores (ADEX).
El presidente del comité de Colorantes y Extractos Naturales de ADEX, Daniel Nakamura, precisó que los bajos precios que reciben los productores por parte de los intermediarios son inconsistentes, porque hoy en día no hay producción de cochinilla y se está a la espera de la nueva cosecha para saber con qué cantidad de producto se contará para su comercialización.
Para evitar esta incertidumbre, ADEX realizó un censo entre los productores de Arequipa, principal región productora de cochinilla del Perú, con la finalidad de determinar la cantidad que se viene cultivando, y así tener una proyección aproximada para los próximos años de la oferta peruana de este producto.

Este trabajo se ejecutó entre diciembre y enero y se espera que los resultados estén listos a mediados de febrero. “La tendencia del precio de cochinilla se podrá ver con el censo. Si la cosecha es corta, el precio puede rebotar, de lo contrario el precio bajará conforme vaya saliendo la producción de la ampliación de cultivos de tunales”, dijo Nakamura.

Consideró que es necesario coordinar con los agricultores para moderar la siembra de cactus donde vive la cochinilla para evitar una crisis de sobreproducción similar a la que se vivió en el 2012.

Potencial productivo

El presidente del comité de Colorantes y Extractos Naturales de ADEX mencionó que las principales zonas productoras de cochinilla en el país son Arequipa (La Joya y La Cano) y Nazca, y las secundarias son Ayacucho, Apurímac y Huancavelica.

Asimismo, destacó que el colorante natural más importante que el Perú exporta es el carmín de cochinilla, con una participación de más del 90% del mercado mundial y cuyo precio en el exterior es actualmente US$ 170.

“El país está en condiciones de cubrir la demanda mundial de colorantes derivados de la cochinilla. El panorama sería distinto con apoyo y una promoción adecuada, estableciendo que es un colorante seguro, inocuo y con un precio estable”, puntualizó Nakamura.