lunes, 18 de enero de 2016

Un Juez a la Medida


Don Emiliano Ramos Álvarez no es un buen juez, que digamos: el 5 de septiembre del 2014 admitió de forma inaudita, un Habeas Corpus a favor del entonces candidato al Gobierno Regional, Ángel Unchupaico Canchumani, evitando así que este personaje fuera retirado de la contienda electoral. 

Este “trabajito” le costó al magistrado seis meses de suspensión de sus labores a modo de sanción. Resulta ahora que, este mismo elemento dudoso de la administración de justicia, se estaría “acomodando” en su condición de responsable del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria, para que sea quien vea un escandaloso caso de lavado de activos, el mismo que se encuentra en etapa investigatoria en la Sexta Fiscalía Provincial Penal Corporativa Anticorrupción de Huancayo. 

Según investigaciones llevadas hasta el momento, se habrían “lavado” más de 60 millones de soles. El caso tiene como protagonista nada menos que, nuevamente, a su antes beneficiario, Ángel Unchupaico Canchumani. 

Como para no creerlo. En otras circunstancias, nadie se tendría porque incomodar, ya que en estas situaciones es de buen proceder que, con el antecedente antes descrito, el juez se inhiba de abordar el caso; pero, tratándose de Don Emiliano y de Don Ángel, mejor nos ponemos en alerta; mas aún, cuando la publicación donde aparece toda esta información, el Semanario “La Verdad”, desapareció de los quioscos de distribución como por arte de magia, el día en que salió a la venta, 15 de enero de este año. “Vinieron unas personas en camioneta y compraron todo el grupo de revistas”, señaló una vendedora. Igual situación se presentó en el resto de puntos de venta.

Carlos Bolaños