jueves, 30 de junio de 2016

Presentan experiencia de aprovechamiento de Mariposas en la cuenca del rio Ene - Vraem.


Durante el desarrollo del II Encuentro de Conservación, Biodiversidad y Cambio Climático – Selva Central 2016, se presentó la experiencia del proyecto que fomenta el manejo sostenido de fauna silvestre en el ámbito del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) impulsado por el Programa Desarrollo Alternativo en Satipo (DAS).

Este evento se realizó con el fin de generar espacios de reflexión para la implementación de mecanismos y estrategias que contribuyan a la gestión de la biodiversidad en el marco del cambio climático.

Por ello, el equipo técnico del proyecto “Fortalecimiento de la cogestión entre la Reserva Comunal Asháninka y el ECO ASHANINKA en beneficio de las Comunidades Nativas de la cuenca del Ene y Tambo”, informó sobre la intervención realizada en el manejo sostenido de la flora y fauna en la zona del VRAEM, resaltando el aprovechamiento sostenible de mariposas en la cuenca del Río Ene.

Dicho trabajo fue iniciado tras la identificación de zonas potenciales, seguido de la regulación comunal del aprovechamiento de mariposas y sensibilización constante sobre la importancia del cumplimiento de las reglas de aprovechamiento.

Se informó que los pobladores de las CC.NN. de Pichiquia y Centro Caperucía, del distrito de Río Tambo, fueron capacitados en regulación comunal para el aprovechamiento y manejo de mariposas en sus diferentes fases, instalación de un módulo para crianza de mariposas en semicautiverio con plantas hospederas de las cuales se alimentan las larvas.

Para el aprovechamiento de este recurso los pobladores de la zona siguen las pautas de hacer chacras a 200 metros del área de manejo, evitar el uso de pesticidas o fungicidas, evitar contaminar las fuentes de agua; indicaron que los beneficiarios deben recolectar las mariposas en el área establecida en su Plan de Manejo, colectar solo los machos en buen estado y evitar la colecta en temporadas de humedad.

Actualmente las familias indígenas de Pichiquia, que fueron capacitadas, conformaron la Asociación Santa Janiki para trabajar organizadamente a fin de generar nuevos ingresos económicos con esta nueva actividad bajo la asistencia técnica de Eco Asháninka y SERNANP.

Finalmente señalaron que esta iniciativa, desarrollada con fondos de la Unión Europea y la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), se realiza con fines comerciales para nichos de mercado nacional e internacional; actividad que depende del cuidado del bosque, logrando fortalecer el uso sostenible y su conservación por la generación de ingresos económicos en favor de las familias indígenas del VRAEM.