lunes, 11 de julio de 2016

El Estado debe informar sobre los problemas ambientales de DOE RUN a los inversionistas

foto Juanse Guevara.
Ante el interés del presidente electo Pedro Pablo Kuczynski en reactivar el Complejo Metalúrgico de La Oroya, el presidente de la Cámara de Comercio de Huancayo, Humberto Velásquez Salaverry, se mostró a favor de dicha iniciativa; sin embargo, señaló que también se debe explicar y asumir claramente las consecuencias del problema ambiental que existe en La Oroya.

El titular del gremio empresarial manifestó que la reactivación de DOE RUN impulsaría la actividad económica de la región por ser una de las pocas refinerías del país, además que somos uno de los principales productores de cobre, lo cual beneficiaría en gran medida el crecimiento económico de la región.

“Recordemos que Chinalco es la que sostiene la economía de la región, desde el inicio de sus operaciones, la actividad e
​c​onómica creció a una tasa de 11,8% y si DOE RUN vuelve a operar este crecimiento podría subir por lo menos 6 puntos más, como era en el 2008, antes del cierre del complejo”, indicó Velásquez Salaverry.

“Sin embargo, se debe ser claro en el problema ambiental que tiene la empresa, no solo son las deudas y la estabilidad de los trabajadores lo que se tiene que informar a los inversionistas, existen responsabilidades que el comprador debe asumir como un plan de manejo ambiental que no se realizó en su momento, la planta de ácido sulfúrico que no se culminó razón por la que fue multado con siete millones de soles por el OEFA, y los proyectos que contempla ahora el Instrumento de Gestión Ambiental”, acotó.

Finalmente, Humberto Velásquez manifestó que es responsabilidad del Estado peruano invertir para que el complejo metalúrgico sea rentable, a la vez que promueva la inversión dando información clara y sin apasionamientos políticos para que el Estado y la empresa encuentren un punto de equilibrio que permita soluciones y no genere conflictos sociales que ahuyenten las inversiones, agregó.​


--