jueves, 14 de julio de 2016

El Silencio de los Inocentes en la región Junín, gracias a Unchupaico.

foto Juanse Guevara.

El manejado paro ordenado por el Gobernador Regional de Junín, Ángel Unchupaico Canchumani, ha traído como primer resultado la muerte absurda de una inocente criatura de apenas año y medio, AYRTON MAMAMI PITA, cuya madre, Giovanna Pita Castillo (32), lo trasladaba de la selva a la ciudad de Lima para un tratamiento de hidrocefalia. Sucedió a las tres de la mañana, durante el bloqueo de la carretera en el sector de Marcavalle.

Anteayer no más, el conocido hombre de negocios y ex consejero regional, Luis Callmell Del Solar, anunciaba la decisión del “Comité de Lucha”, para que los pobladores de la región Junín embanderen sus viviendas con la bandera a media asta “en señal de duelo regional” por el problema limítrofe con el Cuzco, disposición que nadie cumplió, ni siquiera los promotores del denominado paro regional.


El verdadero duelo es hoy, señor Callmell Del Solar. Y para esa humilde madre, el duelo será toda la vida. ¿Quién carga ahora con el muerto?, ¿quién asume la responsabilidad de una vida que pudo continuar tras su tratamiento?, ¿quién calmará el dolor de madre de Giovanna Pita? ¿Quién Señor, quien?

Demás está decir que la muerte de la criaturita ha sido totalmente innecesaria, como innecesario ha sido el mentado paro, porque horas más tarde la población de la región Junín se desenvolvía normalmente, como cualquier día; a excepción del “paro” impuesto para el sector Educación, y las entidades públicas que decidieron acompañar en la aventura a la cada vez más desequilibrada autoridad.

Descanse en paz…Ayrton Mamani Pita. Un minuto de silencio. Banderas a media asta.

Carlos Bolaños.