jueves, 4 de agosto de 2016

Exportaciones Peruanas en crisis


Contracción de 20% en junio último, informó ADEX

Gremio confía que la consolidación de la recuperación de los minerales ayude a que los despachos del 2016 cierren con un crecimiento de 0.8%
 La Asociación de Exportadores (ADEX), informó que las exportaciones peruanas en junio último cerraron con una caída de -19.9%, lo que pone en duda la recuperación sostenida del sector, que de seguir con esa tendencia, cerraría el año con un crecimiento mínimo de 0.8%, al sumar alrededor de US$ 34,000 millones, el segundo monto más bajo de los últimos seis años.

El presidente del gremio, Juan Varilias Velásquez confió que en lo que resta del año la consolidación de la recuperación de las exportaciones mineras, no solo apuntala el objetivo de que los envíos tradicionales cierren el 2016 con un crecimiento estimado de 2.7%, sino que las totales crezcan en 0.8%.





“Las perspectivas para el sector no tradicional para fines del 2016 arrojan una contracción de -3.3% explicado por una caída de -9% en las exportaciones de origen manufacturero que serían parcialmente compensados por un crecimiento de 6.4% en las agroexportaciones”, detalló.




Exportaciones de junio

Respecto a los despachos de junio, Varilias manifestó que aun cuando las cifras acumuladas a mayo mostraron un leve crecimiento, las exportaciones de junio sorprendieron con un comportamiento negativo, propio de la etapa crítica del 2015. Los envíos totales cayeron -19.9% por una contracción de las tradicionales (-22.3%) y de las no tradicionales (-13.8%), con el agravante que todos los subsectores experimentaron caídas.


Las más severas fueron las de la pesca primaria (-79.7%), petróleo y gas natural (-38%), maderas (-32.9%), minería no metálica (-27.4%), pesca no tradicional (-25.9%), siderometalurgia (22.2%), varios (20.9%), metalmecánica (-20.4%) y textil (-20%).


La agroexportación volvió a registrar una tasa de variación negativa (-6.8%) debido a las menores ventas de hortalizas (-15%), que no pudo ser compensado por el crecimiento de la exportación de frutas (9%).

Mayor preocupación genera la exportación de confecciones que inició el año reduciendo su velocidad de caída (incluso tuvo un incremento de 9.5% en abril) pero volvió a retroceder -16.2% en junio. Según información proveniente del sector, el panorama de corto plazo no es mejor pues hay una baja sensible en los pedidos para el segundo semestre.


Cabe mencionar que en el 2015, el número de empresas textileras y confeccionistas se redujo a la mitad y en lo que va del año se redujo en un 40% adicional. “Estos números revelan lo precaria que es aun la recuperación del sector que todavía está muy lejos de lograr el crecimiento sostenido de dos dígitos que tuvo hasta antes del 2012”, comentó el líder gremial.

Fenómeno estadístico

En un mayor análisis, Varilias precisó que el resultado de junio del 2016 es por la caída de las exportaciones de cobre (-23%), que el año pasado registró un incremento sustancial por el inicio de nuevos proyectos que entraron en producción. “Los envíos hasta mayo del 2015, promediaban US$ 570 millones y luego se incrementaron hasta US$ 840 millones en junio, por lo que ahora tenemos un fenómeno estadístico que debe superarse en los próximos meses cuando veamos un comportamiento creciente en este producto”, refirió.




Otro hecho puntual que se debe tener en cuenta en junio último es la contracción de la pesca tradicional (-80%), que también es un factor temporal propio del periodo de veda que reduce significativamente la disponibilidad de pescado para la fabricación de harina



Primer semestre


En términos acumulados, los despachos del primer semestre del año se contrajeron en -3.7%. Las tradicionales retrocedieron en -1.9% y fueron las no tradicionales las que explicaron el retroceso pues sus ventas cayeron en -7.5%.


Los subsectores ligados a la industria manufacturera siguen deteriorándose. En el periodo ya mencionado la metalmecánica cayó en -20.4%, químicos (-1.6%), siderometalurgia (-22.2%) y minería no metálica (-27.4%), lo que grafica lo dramático de la situación generada por la pérdida de competitividad país y la alta concentración de las ventas en el alicaído mercado latinoamericano.