domingo, 2 de octubre de 2016

Entregan declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación a la obra musical de Aurelio Beltrán Chamorro.


Los temas de Aurelio Beltrán que han calado con mayor fuerza en el panorama musical del centro son aquellos ligados a contextos festivos en el Valle del Mantaro.

Aurelio Beltrán Chamorro, clarinetista, compositor y director de orquesta, nació el 2 de diciembre de 1894 en el distrito de Masma – Jauja - Junín, por ello, de manera póstuma se hizo entrega de la Resolución Viceministerial N° 130-2016-VMPCIC-MC que declara a su obra musical como Patrimonio Cultural de la Nación, este 2 de octubre en el marco de la ceremonia de aniversario del centenario de la creación de dicho distrito.

A los 7 años, Aurelio Beltrán, tras el fallecimiento de su padre hereda su clarinete requinto y, aunque no es este el primer instrumento que interpretó, se inicia musicalmente desde niño con un par de platillos, acompañando a bandas y orquestas típicas formadas por músicos de Masma y Jauja, quienes lo llevaban a sus presentaciones con el permiso de su madre. Esta actividad le permitió generar algunos ingresos para su hogar, pero también familiarizarse con relatos sobre la figura de su padre como clarinetista, lo que habría despertado su interés por aprender a tocar este otro instrumento, siendo inscrito en la Sociedad Filarmónica, centro de formación musical creado por destacados músicos de Masma que reunió a jóvenes de pueblos aledaños como Parco, Jauja y Acolla.

En 1919, a los 25 años, Aurelio Beltrán conformó junto con un grupo de músicos jaujinos la Musa Jaujina, orquesta típica que se incorporó al circuito local de fiestas entre Junín y Pasco empleando un formato instrumental de arpa, guitarra, tinya, dos quenas, dos violines y clarinete en su instrumentación. La calidad de su interpretación además de la originalidad de su repertorio, el cual incluyó composiciones de sus propios miembros, la convirtieron en una de las orquestas típicas más reconocidas de la región. Como tal, participa en el Concurso de Música y Bailes Nacionales de 1928, certamen que formaba parte de la tradicional Fiesta de San Juan en la Pampa de Amancaes. Según un relato de Jorge Basadre, la Musa Jaujina se habría presentado con el baile de los segadores junto a otras orquestas de Huánuco, Huancayo, Cerro de Pasco y Tarma.


Aurelio Beltrán compuso más de 200 temas entre huaynos, mulizas, yaravíes, toriles, santiagos, marchas, valses, polkas, pasodobles y marineras. La muliza con fuga de carnaval Entrada a Paca y el tema Carreo de monte son interpretados durante los cortamontes, la tonada Encierro de toros interpretada como víspera a las corridas de toros, así como la melodía del Carnaval Jaujino son composiciones que se han nutrido de las tradiciones locales y, finalmente, han terminado por incorporarse a ellas como parte del repertorio costumbrista, confiriéndole a la obra de Aurelio Beltrán una dimensión cultural que se proyecta desde las raíces de su pueblo. Por otro lado, destacan también sus huaynos de estilo más libre, tales como Mi Yaulinita, Adios Masminita y Linda Masmina.

Luego de una larga labor como músico, compositor y director de orquesta, el 21 de diciembre de 1978, el maestro Aurelio Beltrán falleció en la ciudad de Huancayo. “La declaratoria a su obra musical como Patrimonio Cultural de la Nación es, además, un reconocimiento al aporte musical de todos los hombres y las mujeres de nuestra región”, señaló el director de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Junín, Jair Pérez Brañez, al finalizar la lectura de la resolución.

Dato. 
La ceremonia contó con la participación de Iván Torres Acevedo, alcalde de la provincia de Jauja; Gregorio Fernández Martínez, alcalde del distrito de Masma; William Beltrán Silva, nieto de Aurelio Beltrán; y Santiago Castro Gutiérrez, quien realizó el expediente para la declaratoria. Como acto simbólico, las autoridades y personalidades en mención colocaron una ofrenda floral en el monumento de Aurelio Beltrán Chamorro que se ubica en la plaza principal del distrito. Asimismo, la banda “Centro musical Masma, dirigida por Aurelio Beltrán Chamorro”, cerró este homenaje póstumo con la interpretación de los temas: Entrada a Paca (muliza – carnaval), Carreo de monte (carnaval) y Linda Masmina (huayno).