miércoles, 19 de octubre de 2016

Más del 70% de los integrantes de la Escuela de Campo de Río Chari amplían conocimientos para mejorar producción de cacao



Pobladores de la comunidad de Río Chari, ubicada en el distrito de Rio Negro en Satipo, vienen participando de una metodología de aprendizaje alternativa que promueve el Ministerio de Agricultura a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria SENASA Junín, mediante escuelas de campo (ECA) para mejorar la productividad y calidad del cultivo del cacao.

Con la participación activa de 23 productores de cacao, los servidores del campo del SENASA, realizan labores conjuntas dentro del proceso de aprendizaje que permite fortalecer conocimientos básicos y desarrollar habilidades para combatir las diversas plagas que atacan a este cultivo.

La parcela de aprendizaje de la ECA denominada “El Rayo” abarca 26 hectáreas, donde los especialistas del SENASA, a través de la prueba de chacra, evalúan el progreso del aprendizaje adquirido en cada sesión. Al respecto, el ing. Alberto Laura, responsable de MIP cacao, manifestó que más del 70 % de los productores integrantes de la escuela de campo han ampliado su conocimientos y los ponen en práctica en sus predios”.

Durante nueve sesiones los cacaoteros del centro poblado, aprendieron el manejo integrado de las plagas presentes en sus parcelas, siendo las más perjudiciales, la moniliasis, mazorca negra, causada por el hongo (phytophthora), escoba de bruja, mal de hilachas y carmenta (perforador del fruto o mazorca del cacao). Su control y manejo adecuado permitirá disminuir pérdidas en la producción de este cultivo.

Además, se les enseñó a reconocer el ciclo biológico de los insectos que causan daño a las plantaciones, y las técnicas de poda para eliminar ramas innecesarias y las partes enfermas o muertas del árbol, actividades que forman parte de las buenas prácticas agrícolas.

Asimismo, es importante mencionar que los cultivos tropicales como el cacao, dependen en gran medida de los polinizadores, razón por la cual, dentro del modelo de aprendizaje que promueve, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria, se hace énfasis en el rol que cumple los insectos polinizadores del género Forcipomyia.sp, y las condiciones necesarias para su desarrollo.

Debido a su posición geográfica, la provincia de Satipo tiene un clima tropical con suelos aptos para la siembra del cacao, siendo este el segundo cultivo con mayor extensión agrícola en la región Junín, con una superficie de 20,688.9 hectáreas.

Los agricultores de esta zona cultivan el cacao común o tradicional, también están presentes los clonados CCN-51 y VRAE 91.