domingo, 13 de noviembre de 2016

Contraloría insta a autoridades, evitar incurrir en error y revertir los recursos del estado.



* Gerente de Coordinación Regional Centro, advierte que pedirá explicaciones a los funcionarios que incumplan las normas del Sistema Nacional de Presupuesto.

* Afirmó que “jugadas de fin de año”, generan perjuicios económicos mientras que los funcionarios incurren en responsabilidades administrativas, civiles o penales.

La Contraloría General de la República recomendó, a puertas del cierre del ejercicio presupuestal 2016, que las autoridades regionales y locales eviten efectuar prácticas cuestionables en su afán de no revertir recursos al Estado.

De esta forma, el Gerente de Coordinación Regional Centro, Ing. Guillermo Uribe Córdova, quien supervisa las sedes de la Contraloría General de la República en las regiones de Junín, Pasco, Huánuco, Ayacucho, Huancavelica y Pucallpa, recordó que se encuentran vigentes las normas en materia presupuestal que establecen los mecanismos para la adecuada utilización de recursos.


Asimismo, informó que al cierre del ejercicio fiscal que culmina cada 31 de diciembre, las entidades que no han ejecutado eficientemente el gasto, suelen comprometer o girar presupuestos sin que se hayan efectuado las obras o se haya prestado el servicio.



“De forma apurada, los funcionarios realizan procesos de selección sin contar con la disponibilidad presupuestal necesaria o, apresuran la convocatoria de licitaciones careciendo de expedientes técnicos bien elaborados –incluso- pagan valorizaciones ficticias con tal de comprometer recursos. Éstas son prácticas cuestionables que deberían evitar las Entidades”, puntualizó.


El máximo representante en la región Centro, afirmó que se trata de “jugadas de fin de año” que terminan generando millonarios perjuicios económicos y que son advertidos cuando la Contraloría General de la República efectúa un control preventivo o posterior. Por ello, advirtió que pedirá explicaciones a las autoridades regionales o municipales que no velen o pongan en riesgo los recursos públicos.



“Cuando Contraloría evalúa estas acciones, se identifican irregularidades en los procesos y al final los funcionarios incurren en responsabilidad administrativa, civil o penal”, enfatizó Uribe Córdova.