miércoles, 9 de noviembre de 2016

Escuelas Sostenibles de Junín reciben capacitación sobre Educación Alimentaria y Nutricional con énfasis en huertos escolares


FAO, Gobierno Regional de Junín y sectores de Educación, Salud, MIDIS a través de Qali Warma y Agricultura articulados para promover la mejora de hábitos alimenticios de más de 13 000 estudiantes en 29 Escuelas Sostenibles que contarán con menús renovados con productos frescos provenientes de la agricultura familiar

 Las 29 instituciones educativas que participan del piloto Escuelas Sostenibles, promovido por la FAO, el Gobierno Regional de Junín, MIDIS a través de Qali Warma y la Iniciativa Multisectorial Aprende Saludable, reciben esta semana una capacitación sobre Educación Alimentaria y Nutricional para promover la integración de los temas de alimentación, nutrición, medio ambiente y sostenibilidad en el currículo escolar y la utilización de los huertos escolares como herramienta pedagógica y de sensibilización alimentaria.



En los distritos de Huancayo y Perené, en Junín, más de 13 000 escolares se benefician del piloto Escuelas Sostenibles. Esta experiencia, implementada con éxito en otros 13 países de América Latina y el Caribe, con la participación de 75 141 niños y niñas en 338 centros escolares, busca promover un referente en la implementación de programas de alimentación escolar sostenibles, a partir de actividades como el involucramiento de la comunidad educativa, la adopción de menús escolares adecuados y saludables, la implementación de huertos escolares pedagógicos, la reforma de cocinas, comedores, almacenes y la compra directa de productos a los agricultores familiares locales.



Durante el taller, Flavia Schwartzman, experta de la FAO en Alimentación Escolar, compartió experiencias internacionales de Educación Alimentaria y valoró el avance en la implementación de huertos escolares en las escuelas del ámbito del piloto. La experta animó a la comunidad educativa a considerar el huerto escolar como un instrumento pedagógico y un espacio donde los niños y niñas aprendan de forma vivencial nuevos hábitos que los acerquen a una alimentación saludable, a mejorar su nutrición personal y familiar y a cuidar del ambiente. “Aunque los avances son muy buenos, todavía queda como asignatura pendiente en todas estas escuelas asegurar la sostenibilidad de estas iniciativas de aprendizaje, y eso pasa por fomentar el compromiso de toda la comunidad educativa y de las autoridades locales”, sostuvo.



El Gobierno Regional de Junín ha priorizado el modelo de Escuelas Sostenibles de la FAO a través de las acciones de la Iniciativa Aprende Saludable que articula a los sectores de Educación, Salud, Inclusión Social y, excepcionalmente, Agricultura, para conseguir impactos reales y duraderos en el aprendizaje de los escolares.



Schwartzman hizo hincapié en la importancia de que la Educación Alimentaria se analice desde una perspectiva disciplinar para que tanto los educadores, padres y madres de familia como el personal de Salud y los productores de alimentos de la localidad entiendan su rol y su impacto en el estado nutricional de los estudiantes, y en su aprovechamiento escolar. “Ese es precisamente el eje del modelo de Escuelas Sostenibles, la articulación entre todos los sectores y todos los niveles de gobierno que impactan en la Alimentación Escolar”, recordó.


Una nueva visión de alimentación escolar en América Latina y el Caribe

El modelo de Escuelas Sostenibles se lleva a cabo en el marco de la cooperación entre el Gobierno de Brasil y la FAO, a través del proyecto regional para el “Fortalecimiento de Programas de Alimentación Escolar en el marco de la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre 2025”. El objetivo es contribuir al desarrollo y fortalecimiento de políticas públicas locales y sostenibles de alimentación escolar, con énfasis en el derecho humano a la alimentación, a partir de la oferta de una alimentación adecuada, saludable, continua, universal y sostenible en las escuelas.