martes, 22 de noviembre de 2016

IDECE exige que el gobernador Unchupaico cumpla con la ley.


Huancayo celebró su CLII Aniversario de Creación Política; sin embargo, señala Willy Mateo Cisneros, vocero del Instituto para el Desarrollo del Centro (IDECE), “el 16 de noviembre no debería ser una fecha únicamente conmemorativa, es necesario que evaluemos y exijamos que nuestras autoridades realicen una plan director que resuelva los problemas de ordenamiento urbano que aqueja nuestra provincia”.

De acuerdo a la Ley Nro. 30078, Ley que promueve el desarrollo de Parques Industriales Tecno – Ecológicos cuyo reglamento fue publicado oficialmente el 18 de abril de 2015, el Gobierno Regional Junín tiene la obligación de construir un parque industrial. Esta ley surgió para promover la competitividad, asociatividad y rentabilidad de las unidades productivas del sector industrial “en un contexto de desarrollo económico y social de las regiones y de descentralización de las actividades económicas, acordes con el uso eficiente de los recursos ambientales en todo proceso productivo como medio para lograr el desarrollo sostenible”, señala dicha ley.

“Tanto el gobierno nacional como el gobierno local están encargados de la implementación de los Parques Industriales Tecno – Ecológicos de acuerdo a la realidad de cada región, de modo que priorice su propio desarrollo productivo”, agregó Mateo. Todo ello, señala el documento, debe estar plasmado en el Plan Estratégico Regional que va acorde, a su vez, a las políticas nacionales.

Actualmente, se tiene figurativamente un “parque industrial” en el distrito de El Tambo, este en realidad no alberga industrias de la provincia, se encuentra únicamente cocheras, mecánicas, almacenes, viviendas e, inclusive, centros de diversión nocturna. “Un Parque Industrial en nuestra provincia se puede lograr sencillamente con la asociación público-privada. Los beneficios que acarrearían son varios: la concentración de las industrias incrementarían el número y las condiciones de trabajo, al tener un sistema de servicios compartidos reducen el uso de recursos y costos, y contribuirán además al ordenamiento urbano”, concluyó Mateo.