miércoles, 28 de diciembre de 2016

Crecimiento del PBI debería ser superior al 5% para cerrar brecha social.

foto Juanse Guevara

· Cuando se anuncie el total del paquete de medidas reactivadoras -en el marco de las facultades- la inversión privada comenzará a fluir
 El crecimiento de la economía para el próximo año puede bordear el 4.2%, siendo lo más importante el mantener una estabilidad macroeconómica. Sin embargo esta cifra solo incorporará a la nueva masa laboral a la economía, pero los índices de pobreza se mantendrían, “para cerrar esa brecha social el crecimiento del PBI tiene que ser mayor a 5% y ese debe ser nuestro objetivo”, aseveró el presidente de la Cámara de Comercio de Lima, Mario Mongilardi.

“La realidad del Perú es distinta a otras economías que crecen a ritmo de 4%, porque el 20% de nuestra población vive en pobreza, cifra que alcanza una cifra superior a 6 millones de peruanos que se encuentran en esa condición, la cual no es aceptable”, manifestó el empresario.

De otro lado, señaló que en el momento que salga el paquete de medidas que el Ejecutivo tiene previsto lanzar en el marco de las facultades legislativas que culminan la primera semana de enero la inversión privada comenzará a fluir.

El empoderamiento del Indecopi es una clara demostración que el Gobierno tiene la voluntad política de mejorar las actuales condiciones en la que se viene desarrollando la actividad empresarial.

En una parte de su alocución el empresario, manifestó que existe un esfuerzo para formalizar la economía nacional que se encuentra a un nivel alarmante de informalidad, “no hay forma que un país pueda alcanzar el desarrollo económico con tasas de informalidad estimadas en 60%, y esta es mayor si hablamos de la informalidad en el sector laboral, la que estimamos bordea el 75%”. Incorporar la masa de trabajadores informales a un régimen progresivo de beneficios es un reto que tiene el nuevo gobierno, precisó.

Para reducir la informalidad se debe brindar un conjunto de medidas a fin de atraer a esa gran masa de informales con el objetivo de convencerlos que la formalidad es positiva, porque tendrán mayores beneficios desde accesos a créditos a tasa competitivas como a servicios de salud, entre otras ventajas.

También precisó que Perú ha perdido competitividad frente a otros países por el tema de sobrecostos laborales, explicó que una empresa industrial –como en otras economías- que decide trabajar las 24 horas los 365 días del año, los sobrecostos laborales pueden llegar a la cifra de 125%.