martes, 25 de octubre de 2016

Contexto y memoria en la gestión de alcaldes de Huancayo (1990-2016)

foto Juanse Guevara.

Escribe: Pedro Morales Mansilla.


El joven periodista José V. Bendezú C., publica en la Página Editorial de Correo de Huancayo (21/10/2016), su artículo “El mejor Alcalde” y dice: “…a quienes les tocó llevar la batuta de la administración municipal hicieron lo que pudieron”.



El texto que es buen motivo para interesarnos por más de un cuarto de siglo de gestiones municipales provinciales de Huancayo, transcurridas desde 1990 (año base de su análisis) a fin de entender nuestra situación, en tiempos cercanos a las elecciones del 2018.


Si bien es cierto que espacios y tiempo, son siempre una limitante en los medios, es notoria su sana voluntad de identificar con algunas realizaciones materiales a cuatro alcaldes anteriores al actual, pues considera que “…cada alcalde jugó un papel crucial en el desarrollo de la Provincia de Huancayo”, aunque dejando de lado lo concerniente a la cultura, deportes, identidad, artes, salud moral, etc. factores que en nuestra gestión merecieron atención.



Con respeto por sus comentarios, me permito, dirigiéndome a los jóvenes y a quienes tienen reciente asentamiento en Huancayo, alcanzar algunas precisiones y datos sobre el contexto social, económico y político del tiempo analizado y así coadyuvar con la elaboración de una memoria colectiva en lo que a nuestra gestión corresponde, comparada con las otras.



En 1989 lanzamos nuestra candidatura a la Alcaldía, cuando pocos querían asumir el reto, eran tiempos de terrorismo. En efecto, fuimos atentados en plena campaña y luego de ser elegidos. Esta realidad significó que simultáneamente, gobernáramos, aparte de la Municipalidad de Huancayo, 18 municipalidades distritales que no tenían autoridades porque habían sido declaradas “zonas liberadas por la subversión” o “zonas de emergencia por el Estado”; por tanto, no tenían autoridades. Asumimos el riesgo, no las dejamos. Además gobernamos “acompañados” por “paros armados” y “voladura” de maquinarias y obras. Esto, por lo menos hasta el año 1996. Eran tiempos de dolorosa convulsión social con asesinato de autoridades.


El país vivía una gravísima crisis económica (herencia del gobierno aprista) que generó el llamado “fujishok”. Estábamos fuera de la comunidad económica internacional por lo que no teníamos su ayuda, no había canon, ni descentralización. En otras palabras, no había dinero; situación que se agrava con las consecuencias propias de un gobierno dictatorial, que montó una vendetta política en nuestra contra, la que se hizo patética por las patrañas montadas desde el SIN, con acusaciones magnificadas por los medios que recibían los desvíos de dineros del mismo SIN a provincias como Huancayo (así ha quedado demostrado en el juicio por los diarios Chicha) para demoler a los opositores democráticos; por las 15 contralorías a las que nos sometieron y a la escandalosa, como abusiva, disminución de transferencias de la que fuimos objeto en 1992 y 1993 por honrar la tradición libertaria y constitucionalista del pueblo de Huancayo, ante el autogolpe del 5 de abril de 1992.


Lógicamente, el contexto era sumamente difícil, diferente, si lo comparamos con el que vivimos a partir de 1998 con terrorismo en retirada, a partir 2000 con la recuperación de la democracia y del 2003 con la recuperación de nuestra economía que nos proporciona abundancia de dinero, se inicia el proceso de descentralización, el apoyo internacional, transferencia de canon, regalías. etc. Es decir condiciones sumamente favorables para poder haber trabajado, por lo menos, con tranquilidad.



En nuestro caso, pese a todo, hicimos realidad cerca de 1700 obras, en tres periodos de tiempo difícil de tres años cada uno (9 años). Claro, jamás pagamos un solo aviso para promocionar lo que hicimos, tal vez allí el motivo de la falta de información.


Me gustaría que me recuerden más por lo que hicimos por las zonas más alejadas de la provincia, llegamos a todos sus anexos a través del PROGRAMA DE COOPERACION MUNICIPAL, QUE ME PARECE DEBE REIMPLANTARSE POR MUCHOS BUENOS MOTIVOS. Este, nos permitió construir más de 400 aulas, cantidad igual a 40 colegios de 10 aulas cada uno, 120 servicios higiénicos; distribuir 17mil carpetas financiadas con intereses de depósitos bancarios en ahorros, 32 lozas deportivas, postas médicas; todo ello en colegios de las zonas rurales más alejadas y de zonas urbanas pobres.


Pero retornemos al artículo que motiva este comentario. Cuando el autor se refiere al saneamiento básico de Huancayo metropolitano, considero necesario se sepa, que nosotros asumimos la responsabilidad de SEDAM-Junín en enero de 1991, en seis años y medio (31/12/1998) elevamos del 27%, 51% y 42% de conexiones domiciliarias se servicios de agua y desagüe en Chilca, El Tambo y Huancayo, al 96%, 95% y 94% respectivamente, tendimos 712 km de tuberías entre matrices y colectoras, construimos 11 pozos tubulares de tecnología punta, elevamos de 12 horas de servicio promedio diario a 23 y reconstruimos integralmente, modernizamos y ampliamos en su primera etapa la Planta de Tratamiento de agua potable de Vilcacoto, que a fines de los 80’ había siso demolida (no existía) por el terrorismo; lógico, entre otros logros como el tendido de los colectores de aguas servidas de Juan Parra del Riego, Leoncio Prado, Daniel Alcides Carrión, Ocopilla etc. Que no se ven. La obra “Proyecto Coyllor”, que da agua a siete distritos de la margen derecha, como Sicaya, Pilcomayo, Huachac, etc.


Sobre la semi-autopista Huancayo-San Jerónimo; ensanchamos la carretera central de 5.80 a 25 m, enfrentándonos al gobierno central que pretendía imponernos una entrada de 7.20 (esa oposición valiente es el mejor mérito en este caso) falta concluirla hasta convertirla en autopista, así como la Ciclo vía Universitaria. En cuanto al Circuito Turístico Artesanal (hoy llamada “Catalina Huanca” por la mezquindad), entregamos los 43 km que construimos, en etapa de afirmado. Todavía está inconcluso después de 18 años, en lo que respecta a su proyecto integral, que debemos de rescatar y ejecutar.


El sistema de complejos deportivos (23) se complementa con Parques Infantiles (17), todos con iluminación especial, piletas ornamentales, servicios higiénicos y duchas, con servicio de guardianía y utilización gratuita las 24 horas del día. Cabe resaltar que cuando llegamos a la Alcaldía, no había ninguno. Construimos y administramos complejos y parques infantiles en los tres distritos metropolitanos y los gastos de todo su operación y mantenimiento, eran cubiertos por la municipalidad de Huancayo.


Sobre los Parques, Plazas y Plazoletas, en total, entre nuevas y remodeladas desde sus bases, modernizadas e implementadas con atractivos de juegos de agua, iluminación y servicios higiénicos (27) pusimos en servicio convirtiéndose en atractivo turístico 27 espacios de recreación pasiva. (Plaza de la Constitución, Parque de la Identidad Wanka, Parque del Pensamiento Político, Plazoleta “Virgen Huanca”, podrían ser los más emblemáticos. Un dato, tal vez hasta ahora, Huancayo sea la única ciudad del Perú en contar con SS.HH. en todas sus plazas y parques.



Fuimos precursores a nivel nacional en la construcción de las galerías comerciales, como una solución al problema del comercio informal en la vía pública, algo que se ha olvidado.


Hicimos obras, hasta para que los cultores de la mezquindad política, propia de los politiqueros de los últimos tiempos, alimenten su saña demoliendo obras como las alegorías de danzas (32) de nuestro pueblo que instalamos en la AV, Giráldez, el bello Parque de los Enamorados en Chilca, Piscina Olímpica del Colegio “Santa Isabel”, Galerías en homenaje a Hugo Orellana Bonilla y Josué Sánchez Cerrón, Parque Infantil “San francisco”, por citar algunos.


La Maratón internacional de los Andes, CONCURSO OFICIAL DE HUAYLARSH “NACION WANKA”, Santiago wanka, etc. conjuntamente con la Concha Acústica del Cerrito de la Libertad, Sala de Exposiciones “Guillermo Guzmán Manzaneda” etc., dan testimonio de que nos preocupamos de la cultura y nuestra identidad, trabajamos en función del desarrollo humano. Claro, da coraje el que hayan desaparecido la Estudiantina Municipal, Orquesta de Cámara Municipal, La Academia Municipal de Fondismo, la Academia Municipal de Futbol “Expreso Verde”, que tenía categorías desde calichines y de primera división y, podemos seguir enumerando todo lo que demolieron.


Es preciso resaltar que dejamos proyectos y obras en ejecución de acuerdo al Plan Director que dejamos y al Catastro Aero fotométrico que mandamos elaborar. Avenidas: San Carlos, Coronel Santibáñez y José Olaya con expedientes técnicos, abiertas, ensanchadas y alineadas, saneamiento a nivel de colectores y tuberías matrices listas para la pavimentación. Dejamos el primer tramo del Corredor Vial de la Avenida FERROCARRIL, DEBIDAMENTE ENSANCHADO Y PAVIMENTADO (Ica- Angaraes), lamentando que hacia el lado norte de la Av. Giráldez se ha modificado el trazo fuera del estudio original que dejamos con criterio de futuro y proyección a San Agustín de Cajas.


Obras de ensanche y pavimentado desde el saneamiento básico como Jr. Ayacucho (Av. Ferrocarril-Av. Huancavelica), Av. Huancavelica y Jirones Junín, Libertad, Moquegua (Río Shullcas-Río Chilca), Av. Daniél A. Carrión (Tramo Av. Huancavelica- Campo Ferial de Yauris), entre otras obras como Av. Leoncio Prado (Calle Real- Parque de los Enamorados en Chilca) están allí.


La modernización de la infraestructura vial del Centro de Huancayo, fue boicoteada desde 1999 o no hubo capacidad para ello. CON ESE FIN, DEMOLIMOS 1099 PREDIOS EN NUEVE AÑOS, DESPUES DE 18 AÑOS NO SE LLEGA NI A DOSCIENTOS.


Lo dejo para el debate y las verificaciones, y si es necesario para ampliar y demostrar la verdad de mis aseveraciones. En dado caso mi Cel. 999023042, gustoso para atenderlos. Gracias por su paciencia.