domingo, 30 de octubre de 2016

Controlaría de la República detecto presunto perjuicio económico por S/.3´076,813.14 en la fase de preinversion en la obra del hospital El Carmen.


Funcionarios GRJ aprobaron, tramitaron el pago del expediente técnico y permitieron trabajos sin contar con la disponibilidad del terreno necesaria para ejecutar la mega obra.

· Auditores advierten irregularidades en la elaboración del expediente técnico definitivo por el que admitieron propuestas técnicas de postores que incumplían los requisitos mínimos.

· Se ha dispuesto el inicio de acciones legales contra los funcionarios comprometidos en la auditoría que comprende el periodo del 01 de enero de 2011 al 31 de diciembre de 2015.


La Contraloría General de la República (CGR), a través de la Oficina de Control Interno del Gobierno Regional de Junín, ha efectuado una auditoría de cumplimiento a la fase de preinversión y elaboración del expediente técnico del “Mejoramiento de la Capacidad Resolutiva del Hospital El Carmen” con la finalidad de verificar el uso eficiente y transparente de los recursos invertidos en este proyecto.


El servicio de control posterior que comprende las dos últimas gestiones regionales del Gobierno Regional de Junín (GRJ), advierte presuntas irregularidades en la elaboración de los estudios de preinversión a nivel de perfil y factibilidad, en el que los funcionarios responsables aprobaron los estudios realizados sin contar con el saneamiento físico y legal del terreno en dos de los tres lotes necesarios para la ejecución del proyecto.

Se detectó además que, los funcionarios y servidores tramitaron y contrataron los servicios de la empresa COSAPI S.A. para la elaboración del expediente técnico y de la empresa Taller de Arquitectura Sánchez – Horneros S.L.P. para la supervisión de la elaboración del expediente técnico, pese a tener conocimiento de la falta de disponibilidad total del terreno y de acceso al mismo


Asimismo, aprobaron y tramitaron el pago del expediente técnico, permitiendo trabajos de levantamiento topográfico y estudios de mecánica de suelos, en base a datos estimados, lo que devino en la reubicación del proyecto en la Aldea Infantil “El Rosario” y la inutilidad del expediente técnico.


Por estos hechos y por la falta de mecanismos de control y supervisión para asegurar la sostenibilidad del proyecto, se ha detectado un presunto perjuicio económico por S/.3´076,813.14, correspondiente a los pagos efectuados por los servicios de elaboración y supervisión del expediente técnico.


EXPEDIENTE DEFINITIVO:

Otro hecho observado es que los miembros del comité especial del proceso para la contratación de los servicios de consultoría para la elaboración del expediente técnico definitivo del proyecto del nosocomio con código SNIP No 184530, admitieron propuestas técnicas de postores que incumplían con los requerimientos y requisitos mínimos del consultor, solicitado en las bases integradas que ellos mismos elaboraron. Esta situación afectó la transparencia y legalidad con las que deben regirse las contrataciones de la gestión pública.


RECOMENDACIONES:

La Contraloría General de la República ha remitido este informe de auditoría al Órgano Instructor competente para fines del inicio del procedimiento sancionador respecto a los funcionarios comprometidos.

También ha dispuesto el inicio de acciones administrativas y se ha puesto de conocimiento de la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales del GRJ para que inicie las acciones legales sobre los responsables involucrados.


ANTECEDENTES:

En diciembre de 2015, la Contraloría General de la República emitió al GRJ, una alerta de control preventivo, advirtiendo que la inejecución de la obra por la falta de disponibilidad del terreno, ocasiona que la amortización de adelanto directo entregado al contratista por S/.8’455,948.90 (26 de diciembre de 2014), no pueda efectuarse, generando el riesgo de su no recuperación. Asimismo, la posibilidad de presentación por parte del contratista de solicitudes de indemnización.



Auditores del máximo órgano de control observaron también que la decisión de ejecutar la obra con un expediente técnico que se proyectó para su construcción en otros terrenos, podría generar el riesgo de que la obra se ejecute con deficiencias técnicas. Se alertó además que la aplicación diferente de los recursos previstos para la ejecución del proyecto de inversión pública del hospital, genera el riesgo de no contar con los fondos públicos para su construcción.


De esta forma la Oficina de Coordinación Regional Centro de la CGR continúa impulsando su rol fiscalizador y supervisor para verificar la correcta aplicación de las políticas públicas y el uso de los recursos y bienes del Estado.