martes, 12 de enero de 2016

Gobierno regional creará la Subgerencia de Comunidades Andinas y Nativas

foto Juan Guevara
El Gobierno Regional Junín, con el respaldo de las diferentes direcciones regionales, creará próximamente la Sub Gerencia de Comunidades Andinas y Nativas, con el fin de atender prontamente sus necesidades y disponer recursos para concretar una serie de proyectos de impacto socio económico en la sierra y selva de Junín.

Tal anunció lo hicieron ayer (lunes), diversas autoridades del GRJ entre ellas el gerente de Desarrollo Económico, Jorge Tapia; el director regional de Agricultura de Junín, Federico Ollero y el gerente de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, Fredy Valencia, entre otros, quienes se reunieron con varios dirigentes de comunidades de la región Junín.

Teniendo como escenario la sala de sesiones del gobierno regional, tanto autoridades como dirigentes concordaron en que es necesario crear esta dependencia a efectos de canalizar exigencias con celeridad, y proporcionarles –a las comunidades- herramientas y presupuestos necesarios para atender sus principales requerimientos.

Del mismo modo, las autoridades de la región Junín fijaron como meta emprender un agresivo programa de reforestación en las 9 provincias con un total de 6 millones de pinos y otras especies este año, de tal manera que se afiance la política medio ambiental en la región.

De igual manera se tocaron temas como estudios de Impacto Ambiental (EIA) y Licencias Sociales que las empresas mineras deben cumplir para realizar sus actividades, además de enfocarse en los recursos hídricos tanto en las cuencas como micro cuencas.

Más adelante señalaron que la actual gestión de Angel Unchupaico Canchumani, gobernador regional de Junín, está sumamente preocupada por el cambio climático en la región Junín, al punto que ya se emprendieron acciones concretas de mitigación y adaptación que buscan contrarrestar sus efectos en el tema alimenticio, protección ante fenómenos naturales entre otros.

Finalmente concluyeron en que las comunidades andinas y nativas se constituyen en aliados estratégicos en el tema ambiental, y por ello su resguardo legal con titulaciones e inversión en agricultura y ganadería es prioridad de la actual gestión regional.