jueves, 14 de enero de 2016

Síndrome del trapecista en la campaña Aprista en Junín.


Alan “desaceleró” proceso de proyecto carretera Mazamari, San Martín de Pangoa, Puerto Ocopa.

“Está bien que en campaña electoral los candidatos expongan propuestas y recuerden las gestiones que les tocó realizar cuando ejercieron el poder político; lo que está mal, es que mientan aprovechándose de la desinformación -sobre todo de la juventud- y creen mitos atribuyéndose logros que nos les corresponde , “colgándose” como “trapecistas” de la iniciativas y trabajo de otros, en los que en el mejor de los casos participaron en la tramitación de rutina”, señaló el ex Congresista Pedro Morales Mansilla, refiriéndose a las afirmaciones de la también ex Congresista aprista Nidia Vílchez, quien atribuyó al gobierno aprista la iniciativa y la ejecución del Proyecto Carretera Mazamari, San Martín de Pangoa, Puerto Ocopa, cuyo primer tramo fue recientemente inaugurado por el Presidente Humala.

“El proceso para la ejecución del mencionado Proyecto se inicia en el año 2001 con el Pedido de Cámara N°337-2001/PMM-RC del 18-12-2001 dirigido al Ministerio de Transportes. Se realizan cerca a 60 acciones (no era congresista del oficialismo y tenía una bancada de tres miembros). Logramos su priorización y llegamos hasta la aprobación de los Estudios de Pre-factibilidad y su remisión al MEF para la contratación del Consultor que elabore los Estudios de Factibilidad, lo que el MTC hace conocer al Congreso mediante Ofc.N°1972-2005-MTC/01 del 07.11.2005. Esto debe conocer nuestra amiga Nidia Vílchez”; por tanto el twitter "Promesa cumplida, carretera Satipo, Mazamari, Puerto Ocopa, se inició en el gobierno de Alan Presidente. Gracias Satipo. Hechos y no palabras”. No se ajusta a la verdad, lamento aclarar el tema; así como tampoco es del todo cierto los logros que el compañero Luis Solórzano Talaverano le atribuye a Nidia, respecto a los presupuestos y obras que supuestamente consiguió”; refirió Pedro Morales.

“En concreto, el gobierno de Alan García desaceleró el proceso, pese a haber disfrutado de una bonanza económica sin precedentes. En cinco años no pudo iniciar la obra, solo continúo el proceso por inercia. Lo cierto es que cual trapecistas, los compañeros se cuelgan de esta obra, como si fuesen autores. No es ético”, manifestó.

“El mentir creando mitos no es propio de políticos de formación, por lo que me sorprende esta forma de hacer campaña de los compañeros”, acotó Pedro Morales.