martes, 16 de febrero de 2016

Efectivo policial, dueño de prostíbulo, amenaza y chantajea a fiscalizadores municipales


Tras varias amenazas verbales y por vía telefónica a personal de la Gerencia de Desarrollo Económico de la Municipalidad Provincial de Huancayo (MPH), el autor de los amedrentamientos y propietario del prostíbulo clandestino, ‘Fantasy’, fue identificado como Oscar Lara Quispe, un efectivo de la Policía Nacional del Perú que seguiría en actividad.

Las amenazas comenzaron el 4 de febrero, cuando los fiscalizadores y municipales, decomisaron muebles, licores vencidos y una barra del local informal ubicado en la avenida Huancavelica N° 917.

Según el gerente de Promoción Económica, Mauro Gamarra, el policía rompió varias botellas de cerveza y amenazó al personal que hacía la intervención. Además, desde el 11 de febrero, el jefe de la Unidad de Fiscalizadores, José Luis Córdova Chinquillo, y el chofer de la Gerencia, Noel Rosales Peralta, son amenazados por teléfono.

“Incluso, (Lara) siguió al chofer de la gerencia hasta su vivienda, a bordo de un auto negro, y se subió por su pared para tomar fotos del vehículo que conducía. Luego intentó chantejearlo indicando que el carro era de la municipalidad. Lo que no implica ningún delito, pues el vehículo está a su cuidado”, explicó el gerente de Promoción Económica.

DENUNCIA

Gamarra aseguró que ambos trabajadores presentarán una denuncia por amedrentamiento ante el Ministerio Público y solicitarán garantías a la Gobernación Regional de Junin.

Por su parte, el funcionario busca dialogar con el general de la región Policial de Junin, Moisés Ríos Vivanco, para investigar las actividades ilegales del efectivo. “No puede ser que un policía que debe buscar el orden público y la seguridad de la población, dirija un prostíbulo clandestino, donde incluso puede haber menores”, sentenció.

DETALLE: 
El cierre de bares, prostíbulos y discotecas clandestinas, genera diversas amenazas a los trabajadores municipales. El 2015, el gerente de promoción económica y turismo, Mauro Gamarra, denunció a Rita Carpio, la ‘tía Rita’, por amenazas de muerte y agresiones contra él mismo y a los municipales.